La Ley de la Segunda Oportunidad

Consigue el perdón de las deudas por medio de una norma legal que permite a los particulares que no pueden hacer frente a sus obligaciones económicas conseguir la B.E.P.I (Beneficio de Exclusión del Pasivo Insatisfecho) y seguir adelante con sus vidas con mejores expectativas y oportunidades.

Sería el equivalente al Concurso de Acreedores pero dirigido a las personas físicas, es decir, particulares, autónomos, etc.

Los requisitos mínimos son ser considerado deudor de buena fe; con una deuda inferior a 5 millones de euros; que en los últimos 10 años no haya estado condenado por determinados delitos y que en los últimos 5 años no haya realizado un acuerdo extrajudicial de pagos o instado un Concurso de Acreedores.

Con todo ello se consigue, en primer término, paralizar los eventuales embargos y los procedimientos judiciales instados por los acreedores y, en último término, el perdón definitivo de las deudas, sin perjuicio de las públicas como las de Hacienda o con la Seguridad Social que tiene su regulación específica.

La ley establece que se debe liquidar el patrimonio del deudor, sin embargo algunas sentencias permiten conservar el domicilio familiar.

Todo el procedimiento hasta conseguir la BEPI puede durar entre 6 meses y un año pero depende en gran medida del Juzgado que lo tramite.

En definitiva, se trata de volver a gozar de una vida normal y con expectativas de futuro. No dejes pasar esta oportunidad!

Contacta