En la actualidad el concepto de familia es muy amplio y plural. Por ejemplo, la RAE recoge en sus páginas que familia es un grupo de personas formado por una pareja (normalmente unida por lazos legales o religiosos), que convive y tiene un proyecto de vida en común, y sus hijos, cuando los tienen.
En ocasiones, estas familias tienen desavenencias legales y es ahí donde juega un papel importante el abogado de familia, que de manera amigable, intentará resolver los conflictos que puedan afectar a los miembros de la familia o, en su caso, instará un procedimiento judicial contencioso.

¿Cuales son los casos más comunes de un abogado de familia?

 

  • Divorcios

    Son los casos más comunes a los que se enfrenta un abogado de familia.

    En Tria advocats abordamos con especial cuidado un tema tan delicado como la ruptura familiar. En consecuencia, para Tria Advocats, lo primero son los menores, por ello tratamos de darles especial protección a la hora de enfocar el procedimiento, ya sea de mutuo acuerdo o contencioso.

 

  • Patria potestad de los hijos

Se refiere a las obligaciones y derechos de los padres con respecto a sus hijos, que mayoritariamente continúa ejerciéndose de forma conjunta a pesar de la separación, a no ser que se le retire judicialmente a alguno de los progenitores por causas debidamente justificadas.

 

  • Guarda y custodia

Consiste en la convivencia, cuidado y asistencia de los hijos menores de edad. En caso de nulidad matrimonial, separación o divorcio de los padres, se deberá acordar cómo se organizarán los progenitores para facilitar la guarda y custodia de los menores.

 

  • Tutelas

    La tutela de personas menores de edad no emancipadas o adultos discapacitados, son competencia de un abogado de familia. En el caso de los menores de edad, se pone fin a la tutela tras la mayoría de edad y en el caso de adultos, mediante una resolución judicial que ponga fin a la discapacidad.

     

  • Pensión alimenticia

    Un abogado de familia vela por que la pensión alimenticia sea mantenida por el otro cónyuge, cuando tras un divorcio, se ha concedido la custodia solo a uno de los progenitores.
    La pensión alimenticia hace referencia a alimentos además de salud y educación.
    Actualmente, 1 de cada 3 divorcios acaba con una custodia compartida, y en estos casos generalmente no hay pensión alimenticia involucrada. Cada cónyuge contribuye a los gastos de los hijos mientras viven juntos.

     

  • Uniones de hecho.

    En nuestro país, la opción escogida de unión familiar sigue siendo el matrimonio. A pesar de eso, el 14% de las uniones de 2018 fueron de uniones de hecho.
    Aunque muchos son los derechos que se asemejan, existen diferencias legales importantes frente al matrimonio.

     

  • Acuerdos prematrimoniales

    Un abogado de familia es el encargado en establecer los términos que regirán una separación. Estos acuerdos abordan temas económicos y de custodia y también facilitan un eventual divorcio y la liquidación del patrimonio.

  • Herencias

    Tria advocats, recibe un gran número de peticiones en este campo que van desde asesoramiento sobre el tipo de testamento, redacción de cláusulas, información sobre las repercusiones patrimoniales y fiscales. Así como asistencia y asesoramiento en casos de fallecimiento sin haber otorgado testamento, asistencia en casos de discrepancia entre los herederos, tramitación del Impuesto de Sucesiones

    Otros casos menos frecuentes de un abogado de familia

     

  • Adopciones

    Es un procedimiento legal que inician los “padres adoptivos” con tal de crear un vínculo irrevocable entre el menor y ellos.
    Como resultado, extinguir los vínculos jurídicos que existen con los padres biológicos.

 

  • Cambio de nombre

    Un abogado de familia lleva a cabo ante el Registro Civil la demostración de la justa causa, del mismo modo que la inexistencia de perjuicio a terceras personas para poder realizar el cambio de nombre o cambio de orden de los apellidos.

 

  • Anulaciones matrimoniales

    En algunos casos, uno de los cónyuges o familiares, decide solicitar la anulación matrimonial, que es la declaración judicial de la ineficacia de un matrimonio.
    Esta puede ser de dos tipos:

    Nulidad civil,

    la tramitación es similar a la del divorcio o separación, por lo que resulta inevitable la figura del abogado y procurador.

    Nulidad eclesiástica,

    se gestiona ante la autoridad eclesiástica y solamente puede realizarlo un abogado con el título de doctor en derecho canónico.

    En Tria Advocats, el 60% de los casos son gestionados por nuestros abogados de familia. Fruto del trabajo en equipo y de nuestro servicio integral y de calidad nos permite definir las fórmulas más apropiadas y las estrategias a seguir en el desarrollo y evolución de los proyectos y consultas.
    Consulta con nuestros abogados para cualquier aclaración.