Retroactividad cl√°usula suelo

Hace apenas unos d√≠as, el Tribunal de Justicia de la Uni√≥n Europea (TJUE) nos sorprend√≠a con una sentencia que se escapaba de las previsiones esperadas declarando la retroactividad de los efectos de la nulidad de la cl√°usula suelo, contraponi√©ndose as√≠ a la jurisprudencia espa√Īola fijada desde la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 que limit√≥ los efectos la nulidad a la fecha de la sentencia, en base al posible peligro macroecon√≥mico que comportar√≠a una aplicaci√≥n desde la formalizaci√≥n del contrato de pr√©stamo hipotecario.

La decisi√≥n del Tribunal Supremo hab√≠a sido criticada por los colectivos de consumidores y usuarios, puesto que dicha resoluci√≥n se hab√≠a dictado, evidentemente, influenciada por la presi√≥n de los mercados y no aplicando nuestra norma legal. Asimismo, no resultaba un valor adecuado tener en cuenta una variable hipot√©tica de ‚Äúpeligro macroecon√≥mico‚ÄĚ, en vez de la realidad econ√≥mica de nuestro pa√≠s.
Para beneficio de los consumidores (y para desgracia de los bancos), e incluso tom√°ndose como un premio de loter√≠a anticipada, dadas las fechas en las que se dict√≥ la sentencia, el TJUE se desmarc√≥ de esta l√≠nea jurisprudencial, siendo m√°s af√≠n al informe que emiti√≥ la Comisi√≥n Europea el 13 de julio de 2015, considerando que la sentencia de nuestro Tribunal Supremo ofrece una protecci√≥n incompleta e insuficiente de los derechos de los consumidores, contraponi√©ndose a la Directiva Europea 93/13. En consecuencia, la cl√°usula declarada como abusiva nunca ha existido, por lo que no puede tener NING√öN efecto en el consumidor, debi√©ndose restablecer la situaci√≥n de hecho y de derecho del consumidor. De acuerdo con el TJUE, los art√≠culos valorados para determinar el fallo son normas imperativas, donde se afecta al inter√©s p√ļblico que es la protecci√≥n de los consumidores, por lo que la funci√≥n del juez nacional es √ļnicamente NO APLICAR la cl√°usula abusiva sin estar facultado para modificar el contenido de la misma.

La sentencia del TJUE no s√≥lo es acorde con el derecho de la Uni√≥n Europea, sino tambi√©n con nuestro derecho interno espa√Īol. Nuestra legislaci√≥n nacional ya reconoce un s√≥lo efecto para la nulidad de pleno derecho de cl√°usulas, su inexistencia; pero tambi√©n el Real Decreto Legislativo de 16 de noviembre de 2007 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias reconoce el mismo efecto a la nulidad. Se trata de normas imperativas, que las partes no pueden disponer en contra de ellas aun en un contrato v√°lido, y ello lo es debido a la desigualdad existente en este tipo de contrataciones donde el consumidor se halla, evidentemente, en una situaci√≥n de inferioridad por el que incluso el art. 51.1 de la Constituci√≥n Espa√Īola impone a los poderes p√ļblicos el deber de velar y protegerlos. En ning√ļn caso la jurisprudencia puede contrariar la ley, norma jur√≠dica en la que se basa un Estado de Derecho, mientras que la jurisprudencia complementa el ordenamiento jur√≠dico y, en todo caso, debe consistir en una mera interpretaci√≥n o aplicaci√≥n de la norma.

Cabe a√Īadir que, a ra√≠z de la decisi√≥n del TJUE, el Consejo de Ministros a anunciado aprobar un c√≥digo de buenas pr√°cticas para que las entidades financieras, de modo voluntario, retornen el dinero cobrado indebidamente por las cl√°usulas suelo, lo cual est√° siendo criticado por los colectivos de consumidores que prev√©n nuevos enga√Īos y fraudes por parte del sector financiero, teniendo este tipo de medidas que se han aplicado con anterioridad efectos m√≠seros. Pero, ¬Ņtodas las cl√°usulas suelo son abusivas?

Abusividad de la cl√°usula suelo.

No toda cláusula suelo es abusiva, para que pueda declararse la abusividad, nuestro Tribunal Supremo exige que estemos ante una cláusula que no cumpla con los requisitos de transparencia establecidos en la normativa. En este sentido, la ley diferencia entre la transparencia formal, que requiere de redacción concreta, clara y sencilla, que además debe ser accesible y legible; y material, donde es necesario que se comprenda la verdadera importancia de la cláusula por parte del consumidor o usuario.
Así pues, podemos indicar que no cumplen con estos requisitos y que deben considerarse abusivas las siguientes cláusulas:

1. Cláusula suelo integrada en un mismo apartado del contrato junto con otras cuestiones relativas al tipo de interés a aplicar, distorsionando su verdadero alcance e importancia.
2. Cláusula suelo a la que se da poca importancia, desconociendo el consumidor o usuario las consecuencias que comportará esta condición en el contrato.
3. Desproporci√≥n patente entre el l√≠mite superior y el inferior. Adem√°s, hay que tener en cuenta que no √ļnicamente las cl√°usulas suelo son abusivas.

Otras cl√°usulas abusivas.

La cl√°usula suelo no se halla sola en la calificaci√≥n de abusividad, siendo otras muchas las que pueden ser excluidas en la aplicaci√≥n del pr√©stamo hipotecario y que beneficiar√≠an as√≠ al consumidor. Tal es el caso de las m√°s conocidas, la cl√°usula del vencimiento anticipado de menos de tres mensualidades de pago o del inter√©s de demora superior al triple del inter√©s legal del dinero; tambi√©n debemos a√Īadir los redondeos del tipo de inter√©s, as√≠ como la cl√°usula de gastos del pr√©stamo hipotecario que el Tribunal Supremo consider√≥
abusivos en su Sentencia 705/2015. El tipo de gastos a los que la resolución hace referencia podemos
sintetizarlos de la siguiente manera:

Ôā∑ La atribuci√≥n al consumidor del pago de los tributos en los que la ley disponga que el sujeto pasivo es el empresario o profesional.
Ôā∑ La imposici√≥n al consumidor del pago de los gastos de documentaci√≥n, notarios y de car√°cter registral.
Ôā∑ Los derivados del incumplimiento, por parte del consumidor, de la obligaci√≥n de pago.
Ôā∑ Obligaci√≥n de pago por parte del consumidor de los errores administrativos o de gesti√≥n que no le
sean imputables.
Ôā∑ Los gastos procesales que se atribuyan al consumidor, puesto que estos dependen del criterio del
vencimiento.

Panorama actual espa√Īol.
El Tribunal Supremo ha anunciado que emitirá una resolución en la que integre la sentencia del TJUE, para que los juzgados de instancias inferiores empiecen a adecuar sus fallos, por lo que, en la actualidad, el panorama jurisprudencial es proclive a un mayor beneficio por parte de los derechos de los consumidores, siendo ahora el momento más idóneo para buscar asesoramiento jurídico con un Abogado y hacer valer sus derechos frente a las entidades financieras con las que se tenga contratado el préstamo hipotecario.