Como regla general, con independencia de a quién corresponda el título de propietario de la vivienda donde la pareja fijó su residencia y, por consiguiente, construyeron su domicilio familiar, el uso de la vivienda se atribuye al progenitor custodio de los hijos menores  que establece la sentencia del divorcio, en atención al principal interés del menor.

El pasado mes de noviembre, el Tribunal Supremo dictaminó sobre el asunto y, en concreto, en relación con un tema que nunca había tratado: la presencia de una tercera persona en la vivienda familiar cuyo uso fue asignado por sentencia.

El Tribunal Supremo, sin prohibir que cada miembro de la pareja rehaga su vida y establezca nuevas relaciones;la madre o el padre que después de un divorcio se quede con sus hijos en la vivienda familiar y que incluya a una nueva pareja a vivir con ellos, pierde el derecho a disfrutar de la vivienda.

El dato clave de la sentencia establece  la definición de «vivienda familiar». Hasta ahora lo habitual era que el padre o madre que, tuviera la guardia y custodia de los menores, disfrutara del uso de la vivienda hasta que los hijos se emanciparan o llegaran a la mayoría de edad. En este caso,  el Tribunal Supremo se había limitado a extinguir las pensiones compensatorias y reducir las pensiones de alimentos por la convivencia con un tercero. Ahora el Tribunal Supremo, establece que, al incluir a una tercera persona, el hogar familiar pierde su ámbito original por utilizarse para una familia diferente a la anterior.

En definitiva, el padre o la madre que viva con los hijos y que resida con una nueva pareja en el domicilio familiar pierde el derecho de uso sobre la vivienda. Sin lugar a dudas se trata de un pronunciamiento que da,  por el momento, finalizado un debate tan extendido.

Nuestras oficinas, especializados en esta materia, pone a disposición de sus clientes, un equipo de profesionales con amplia experiencia. Póngase en contacto con nosotros y le atenderemos en nuestra oficina de Sabadell al 93 187 85 45 o en la oficina de Rubí al 93 697 82 71, o al correo electrónico info@triaadvocats.com